Etiquetado de eficiencia energética en tus electrodomésticos: todo lo que necesitas saber

eficiencia energética

Cuando compramos un nuevo electrodoméstico, uno de los elementos en el cual nos fijamos es en su etiquetado energético. Se trata de aquella pegatina a la que se le asocia una letra y un color. Además, son estas las que nos informan del grado de eficiencia del aparato que estamos a punto de comprar. Es decir, nos indican si nos ayudará a ahorrar más o menos energía con su uso.

¿Cómo es el nuevo etiquetado energético?

En los orígenes de estas etiquetas, la clase energética de los electrodomésticos se establecía por un sistema alfabético que iba de la letra A hasta la G, siendo la primera la mejor valorada. Más adelante, se decidió eliminar las categorías más bajas y, en su lugar, se añadieron otros valores dentro de las clases más altas. Estos se marcaban como “pluses” de la letra A: A+, A++ y A+++. Pero, actualmente, este sistema ya no se mide de esta forma.

A medida que han pasado los años, se ha llegado a la conclusión de que este tipo de etiquetado puede confundir al consumidor, por lo que se ha generado un nuevo etiquetado que, curiosamente, es igual al que se marcaba en sus inicios. Ahora, los aparatos vuelven a tener una escala que va de la A a la G, y se han eliminado los “+++” que acompañan a la categoría más alta.

Etiqueta-de-eficiencia-energetica

Ahora, los aparatos vuelven a tener una escala que va de la A a la G, y se han eliminado los “+++” que acompañan a la categoría más alta

El etiquetado y su propósito actual

Estas nuevas etiquetas son más comprensibles para el consumidor, ya que simplemente muestran una escala de colores que va del verde al rojo, donde cada uno se asocia a una letra, siendo la A – verde – la más eficiente y la G – roja –, la menos valorada. Además, van acompañadas de un código QR que se puede escanear y que sirve para obtener información adicional sobre el aparato, la cual cosa nos ayuda a ver si cumple los requisitos de eficiencia o no.

Pero no solo esto, por último, el nuevo etiquetado muestra los mismos pictogramas que los anteriores, pero con maneras diferentes de medir los valores sobre el consumo de agua, dimensiones, nivel de ruido, gasto energético, entre otros.

Las etiquetas van acompañadas de un código QR que se puede escanear y que sirve para obtener información adicional sobre el aparato.

decidir_etiqueta

La importancia de la toma de decisión en la compra

Elegir correctamente un electrodoméstico en función de su etiqueta energética puede suponer un gran ahorro económico a la larga, ya que su vida útil puede ser de 8 años o superior. Por ello, no debemos pasar por alto los valores y las oportunidades que nos ofrecen estos aparatos y su calificación.

En el año 2022, ya es obligatorio que todos los aparatos eléctricos – de consumo diario en el hogar – muestren el nuevo etiquetado de eficiencia energética. Los electrodomésticos como son la lavadora, el lavavajillas, la secadora, la nevera, el frigorífico, la calefacción o el aire acondicionado, deben tener etiqueta; incluso los sistemas de iluminación. De esta manera, todos los consumidores somos capaces de valorar en nuestras compras para así ahorrar dinero a la vez ayudamos al planeta. Acciones que parecen tan pequeñas, como escoger un microondas o una lavadora, pueden ayudarnos a reducir gastos a largo plazo de forma considerable.

Comparte:

Más publicaciones

Optimiza el uso de tu termo eléctrico: Claves para ahorrar energía

El termo eléctrico se ha convertido en uno de los electrodomésticos esenciales para aquellos hogares que no cuentan con una caldera de gas. Con estos consejos, podrás reducir tu consumo energético y apoyar un futuro más sostenible, mejorando al mismo tiempo la eficiencia y el confort de tu hogar.